El embajador de Venezuela en Honduras, Filinto Durán, regresó este martes a su país, tras abandonar la sede diplomática en la ciudad de Tegucigalpa.

El representante del presidente venezolano Nicolás Maduro salió de Honduras luego de que se cumplieran los cinco días de plazo dados por las autoridades de este país para que dejara el territorio hondureño.

El pasado sábado, el Ministerio hondureño de Exteriores informó que el presidente, Juan Orlando Hernández, reconocía al embajador Claudio Sandoval, designado por el autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó.

«Honduras está permitiendo que funcione en Tegucigalpa la misión diplomática del presidente que no está gobernando ningún país», le dijo Durán a la prensa en el Aeropuerto Internacional de Toncontín, antes de salir hacia Venezuela.

Durán también informó que la embajada venezolana en el país centroamericano quedaba al frente del ministro consejero y del primer secretario.