Los ataques perpetrados por Israel contra escuelas palestinas se han intensificado durante el año académico actual y son cada vez más frecuentes, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

De acuerdo con la información emitida por funcionarios de la ONU, la semana pasada fue atacada una escuela palestina ubicada en la aldea de Tuqu, cerca de la ciudad de Belén.

En el hecho fueron asesinados tres niños, dos de ellos con heridos graves por la agresión del ejército israelí, en la cual usó municiones reales y gases lacrimógenos.

«Más de la mitad de los incidentes verificados involucraron municiones reales, gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento lanzadas hacia o cerca de las escuelas por las fuerzas israelíes, lo que afectó la educación o lesionó a los estudiantes», destacaron los funcionarios de la ONU.

En 2018 las fuerzas israelíes demolieron alrededor de cinco escuelas palestinas en Cisjordania. Actualmente, hasta 50 centros educativos están bajo amenaza.

El pasado 31 de enero el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia Unicef) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) entregaron un reporte sobre unos 111 ataques cometidos en 2018 contra escuelas palestinas, lo que arriesgó la vida de 19.000 niños aproximadamente.

De acuerdo con la ONU, Israel justifica sus ataques en el combate de grupos rebeldes que operan en las cercanías de las escuelas, pero no han mostrado evidencias que permitan verificarlo.

Fuente