En una entrevista concedida a la Radio Nacional de España (RNE), el canciller venezolano habló sobre la «ambigüedad» de los países miembros de la Unión Europea (UE) en sus relaciones con Venezuela y se calificó de «pecado». y relaciones bilaterales.

«Hay una ambigüedad en los gobiernos de Europa que dicen que se reconocen uno que todavía se mantienen relaciones con el otro», dijo el diplomático venezolano, precisando que los embajadores venezolanos siguen en contacto con la UE mediante la práctica diplomática.

“En términos físicos, prácticos, el poder público sigue bajo la Constitución y el mandato del Gobierno del presidente, Nicolás Maduro”, precisó Arreaza.

En otro momento de su entrevista, el canciller chavista, mejor dicho, la decisión de la UE de reconocer al opositor Juan Guaidó (presidente de la oposición, Asamblea Nacional, autoproclamado el 23 de enero, “presidente encargado” de Venezuela) “no sorprendió en absoluto «al país bolivariano, teniendo en cuenta la subordinación de los estados de la UE a la política exterior EE.UU.

Asimismo, en la referencia al grupo de contactos de la UE, se subrayó que el gobierno del país sudamericano siempre está abierto para realizar cualquier tipo de facilitación, no de mediación. Aseguró, asimismo, que hay «comunicación permanente» con los partidos opositores. «Lo que pasa es que la oposición siempre está chantajeada por su parte más allá de la derecha y el Gobierno de los Estados Unidos y no se tiene en cuenta el progreso de todos los años de comunicación».

Pese el anuncio de que la Administración del presidente legítimo de Venezuela está dispuesta a reunirse con la opción “dentro de 15 minutos en Caracas o dentro de 15 días en Pekín o Bruselas”, ya que para Venezuela “el diálogo siempre ha sido la vía para Abordar los asuntos ”.

Los Estados miembros de la UE reconocieron a Guaidó secundando la línea seguida por la administración del presidente estadounidense, Donald Trump. España fue uno de los primeros en anunciar su posición, seguido de otros Estados como el Reino Unido, Francia, Alemania, etc.

Sin embargo, Italia y Grecia se posicionaron en contra de tal decisión. Otros países como Rusia también respaldaron al Maduro, aduciendo que reconocer a la oposición significaría legítimamente una usurpación del poder en Venezuela.

Fuente