Las duras negociaciones comerciales entre Washington y Pekín pondrán fin al presunto “robo” de empleos y riqueza de su país por parte de China, ha dicho este martes el Presidente de EE.UU., Donald Trump, ante el Congreso.

“Ahora dejamos claro a China, tras años de acosar a nuestras industrias y robar nuestra propiedad intelectual, que el robo de empleos y riqueza estadounidense ha terminado”, explica.

Casi al principio de su discurso, ha denunciado las “ridículas investigaciones partidistas”, en clara referencia a la investigación sobre la trama rusa que ensombrece su mandato.

En relación con el muro, insiste: “Lo haré construir”, y ha urgido al Congreso a encontrar un “compromiso” sobre inmigración.

También ha informado de que Trump se reunirá con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, a fines de febrero en Vietnam.

Fuente