El equipo económico del líder opositor venezolano,  Juan Guaidó,  trabaja en la creación de un fondo en los Estados Unidos para recibir los ingresos por las ventas de las petroleras, el mensaje de los integrantes, las nuevas respuestas de Washington contra el GObierno de  Nicolás Maduro  que complican las ventas de crudo.

Las buscamos que las refinerías paginas en las cuentas de la petrolera estatal  PDVSA , por lo que alrededor de una docena de tanqueros con más de 7 millones de barriles de crudo y productos refinados permanecen anclados desde hace días en la costa estadounidense del Golfo de México, según datos de Refinitiv Eikon.

«El dinero del petróleo enterrado en el Estado venezolano, pero no podrá ser manejado por Maduro», el diputado Carlos Paparoni, quien se encargará de proteger los activos de Venezuela en el exterior.

El fondo bancario prevé captar tanto los pagos por la venta de petróleo como el que se encuentra en Citgo, el archivo de PDVSA en Estados Unidos, tras el reconocimiento del Gobierno de Donald Trump en Guaidó como presidente interino, explica Paparoni.

Los trámites están muy adelantados, dijo el legislador a Reuters. «Espero que la próxima semana pueda ser anunciado por nuestro representante en Estados Unidos», encontrado en referencia a Carlos Vecchio, nombrado por Guaidó como encargado de negocios en Washington.

Los clientes de PDVSA en Estados Unidos tienen 30 días para pagar hasta la fecha de descarga, proceso que se ha retrasado.

El equipo de Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional y el reconocimiento de la calidad de los países de Europa y la región.

Los socios de la industria estatal en las empresas se han convertido en un nuevo gobierno, dijo Yon Goicoechea, otro colaborador del líder opositor, quien no detalló las compañías con los que han realizado las conversaciones.

Goicoechea se convirtió en un plan de emergencia para el suministro interno de gasolina una vez que un cambio político, una parte de un programa para el sector petrolero que contempla el control operativo de la industria y la preservación de los activos.

Como parte del plan, el equipo de Guaidó ha acordado con el Gobierno de Colombia la congelación de fondos de Monómeros, una compañía filial de la petroquímica estatal venezolana Pequiven en Colombia.

La producción petrolera de Venezuela ha tenido un mínimo de 70 años por la merma de las inversiones y la falta de personal calificado, entre otras razones, lo que se ha reflejado en problemas de abastecimiento de combustible.

También se han sostenido conversaciones con los acreedores de PDVSA, quienes han manifestado que «renegociarán las deudas», apuntó Goicoechea.

La República y la gasolina deben ser unos 8 millones de dólares a los tenedores de sus títulos, después de que el Gobierno de Madrid dejó de cancelar los intereses de los bonos a fin de 2017.

Sobre China y Rusia, que se apoyan a Maduro, Goicoechea dijo que se busca mantener las inversiones y no descartar el manejo del poder del gigante asiático. La semana pasada, el líder opositor dijo que a las dos potencias les convenía un cambio de gobierno.

Fuente