China ha desplegado unos 100 barcos en el Mar de China Meridional, la Iniciativa de Transparencia Marítima de Asia dirigida por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales con sede en Washington.

La gran armada fue enviada a la isla Thitu, una parte controlada por Filipinas de un gran grupo de islas disputadas entre China, Taiwán, Malasia, Filipinas y Vietnam, dijo.

La flota, que incluye embarcaciones de la marina, guardacostas y decenas de barcos de pesca, es parte de un esfuerzo por impedir que el gobierno filipino continúe la construcción en la isla, agregó.

Según el informe, el número de barcos desplegados aumentó el 25 de diciembre, llegando a 95 barcos. El número se ha reducido desde entonces, llegando a 42 buques para el 26 de enero.

El gobierno de Filipinas ha estado tratando de desarrollar una vía aérea en la isla mediante la construcción de una rampa de acceso desde 2017.

El proyecto debía finalizar a fines del año pasado, pero las autoridades dicen que se ha retrasado debido al clima extremo.

China reclama la soberanía de la mayor parte del Mar de China Meridional, rico en recursos, a través del cual pasan anualmente 5 billones de dólares en el comercio de envíos, a pesar de reclamos de Brunei, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam.

Estados Unidos ha tomado partido con varios de los vecinos de China en sus disputas territoriales en el ajetreado mar, aumentando la presencia militar bajo el pretexto de la libertad de operaciones de navegación en aguas internacionales, lo que provocó la alarma de Pekín.

China ha advertido constantemente a Washington que los encuentros militares cercanos por vía aérea y las fuerzas navales de los dos países de la región podrían desencadenar fácilmente errores de cálculo o incluso accidentes en el mar o en el aire.

En enero, el presidente Xi Jinping ordenó a las fuerzas armadas de China que se prepararan para una «lucha militar integral» en medio de una era de cambios drásticos.

Fuente