Yo creo que el Gobierno de Estados Unidos está entrando en una fase de mucha desesperación y se va haciendo cada vez más peligroso. Así que es muy importante la conciencia solidaria del mundo, de la gente que quiere paz, de la gente que quiere detener un nuevo Vietnam, esta vez en América del Sur. Venezuela se convertiría en un Vietnam si un día Donald Trump manda al Ejército de Estados Unidos a agredirnos”, ha dicho este jueves el mandatario bolivariano en una entrevista concedida al diario mexicano La Jornada.

De acuerdo con Maduro, Venezuela ha sido blanco de “una agresión permanente por parte de Estados Unidos y sus aliados oligárquicos internos” desde el inicio de la Revolución Bolivariana (1998), y en los últimos seis años ha enfrentado “varios intentos violentos para llevar al país a una guerra civil y para derrocar al Gobierno”, ha agregado.

El mandatario venezolano ha enfatizado que desde que el presidente de EE.UU., Donald Trump, llegó al poder comenzó un “confrontación total” con Venezuela mediante sanciones, persecución financiera, llamados a un golpe de Estado militar y conspiración directa en la embajada estadounidense en Venezuela.

“Donald Trump está obsesionado con Venezuela. Su equipo se hace llamar el equipo Venezuela. John Bolton, consejero de Seguridad; Mike Pompeo, secretario de Estado, y Mike Pence, vicepresidente, se hacen llamar el equipo Venezuela. Todos los días tuitean, escriben, declaran, llamando al golpe de Estado abierto”, ha señalado Maduro.

in embargo, ha resaltado que en los últimos 20 años, Washington no ha podido “derrotar la Revolución Bolivariana por ninguna vía. Ni por la vía electoral, ni por la vía política, diplomática, ni por golpe de Estado”.

En cuanto a la advertencia de Trump de que EE.UU. no descarta una “intervención militar” en Venezuela, el líder chavista ha manifestado que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y el pueblo están preparados para dar “una respuesta contundente a cualquier posibilidad de agresión militar”.

Consultado por su plan para solventar la situación actual, Maduro ha dicho que su Gobierno tiene una hoja de ruta que involucra la Constitución, e incluye “atender los problemas” del pueblo, “impulsar todas las formas de diálogo político y negociación política para establecer una paz duradera”, “mantener la unión cívico-militar” y defender el país de “todas las agresiones del Gobierno imperialista de Donald Trump”.

Venezuela atraviesa momentos de gran turbulencia después de que el opositor Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora y en desacato desde 2016, se autoproclamara el pasado 23 de enero “presidente interino”. De inmediato, el Gobierno de EE.UU. lo reconoció y advirtió en un comunicado de que “todas las opciones estaban sobre la mesa” para apoyar a los golpistas.

Ante las amenazas militares de EE.UU. contra Venezuela y su apoyo al golpista Guaidó, Caracas ha asegurado estar lista para afrontar toda agresión extranjera.

Fuente