El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró hoy que en Venezuela no existe ningún conflicto democrático, sino el interés de Estados Unidos de adueñarse de sus recursos naturales.

Morales declaró que Washington busca siempre pretextos para ejecutar políticas injerencistas mediante un supuesto problema de democracia para apropiarse del petróleo venezolano, durante un acto público en el departamento de Oruro.

‘Hace siete años de invasión a Libia, ahora cómo está Libia, destrozada, sin gobierno, enfrentado entre los distintos gobiernos, si alguien necesita ayuda humanitaria son los libios. Por qué no manda ayuda humanitaria a Libia los Estados Unidos, porque detrás de la ayuda humanitaria, es una intervención norteamericana’, reflexionó.

Instó a las futuras generaciones a tomar en cuenta la práctica del Gobierno estadounidense para luchar contra ese régimen con un objetivo político y económico.

Resaltó que la nación andina está mejor después de liberarse políticamente del imperio norteamericano, y en la economía al separarse del Fondo Monetario Internacional.

Cuando existía una política injerencista norteamericana, Bolivia perdió 21 millones de dólares y (…), la renta petrolera era de tres mil millones de dólares, recordó el mandatario, mientras destacaba que en su gestión esa cifra subió a 37 millones.

Venezuela atraviesa una crisis política agravada desde el 23 de enero cuando el diputado de la oposición Juan Guaidó se autoproclamó ‘presidente interino ‘ de la nación bolivariana.

El presidente estadounidense, Donald Trump, reconoció a Guaidó, además de 13 de los 14 países integrantes del Grupo de Lima y la mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea, con algunas excepciones como Italia.

Por otra parte, Rusia, Bolivia, China, Cuba, Irán, Turquía y otros países, reafirmaron su respaldo al actual Gobierno venezolano.

Fuente