El sábado se produjeron violentos enfrentamientos entre la policía y los anarquistas en Turín, después de que fueron desalojados de una escuela ocupada.

Los manifestantes intentaron acercarse a Via Alessandria, donde se encuentra la escuela, pero fueron bloqueados por la policía con gases lacrimógenos y el uso de hidrantes.

Los manifestantes lanzaron piedras y grandes petardos y prendieron fuego a los contenedores. Un autobús también fue atacado.

«Todos estaban enmascarados. Golpearon con palos y tiraron cosas. No pude respirar más. Tenía que huir», recordó el conductor.

Fuente