China protesta y expresa su descontento con los barcos estadounidenses que ingresan a las aguas cerca de las Islas Spratly, un archipiélago en el Mar de China Meridional que Pekín sigue considerando su «soberanía indiscutible», sin autorización, dijo el lunes la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying.

«Las acciones de los buques estadounidenses constituyen una violación brusca de la soberanía de China, socavan la paz, la seguridad y el orden en las aguas relevantes. La parte china expresa una insatisfacción extrema y una fuerte protesta», dijo Hua en una conferencia de prensa.

Destacó que China tenía una «soberanía indiscutible» sobre las islas y respetaba la libertad de navegación en el Mar de China Meridional, pero no toleraría el uso de esta libertad como pretexto para socavar la soberanía y la seguridad del país.

«Pedimos enérgicamente a la parte estadounidense que detenga de inmediato estas acciones provocativas … La parte china tomará todas las medidas necesarias para defender resueltamente su soberanía y seguridad, así como la estabilidad en el Mar de China Meridional», subrayó la portavoz.
Según Beijing, dos destructores de la Armada de Estados Unidos navegaron cerca de las Islas Spratly, que China llama Islas Nansha, el lunes anterior sin el permiso del gobierno chino. Los barcos chinos emitieron una advertencia para los buques de guerra y exigieron que abandonaran el área inmediatamente.

China y varios otros países de la región, como Japón, Vietnam y Filipinas, tienen desacuerdos sobre las fronteras marítimas y las áreas de responsabilidad en los mares del sur de China y del este de China. China considera que las Islas Spratly son su territorio, a pesar de la decisión del Tribunal Permanente de Arbitraje con sede en La Haya de que no había base legal para las reclamaciones marítimas de China. El procedimiento de arbitraje fue iniciado por Filipinas en enero de 2013.

Fuente