“Nunca aceptaremos una presencia terrestre de EE.UU. en Irak ni consentiremos la instalación de un aeródromo estadounidense en nuestro territorio. Estas cuestiones sólo le incumben al Parlamento”, subrayó Hadi al-Ameri, líder de la coalición Al-Fath, una de las facciones políticas con mayor representación parlamentaria.

Hablando el domingo ante una audiencia de personas en la provincia oriental de Diyala, Al-Ameri explicó que no se opone a la presencia de un número reducido de asesores militares estadounidenses en Irak, aunque admitió que en este caso el único que puede decidir es el Gobierno.

El legislador iraquí, cuya coalición esta afín a las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), rechazó informes de que los efectivos estadounidenses patrullaban por las ciudades iraquíes, hecho que contradice un acuerdo de seguridad firmado entre los dos países.

Al-Ameri aseguró, en esta misma línea, que los soldados estadounidenses son muy cobardes, por lo que no se atreven a patrullar por las calles de las ciudades iraquíes.

Los comentarios del parlamentario iraquí se produjeron después de que Al-Hashad Al-Shabi impidiera a principios de este mes el paso a una patrulla militar estadounidense en la ciudad norteña de Mosul.

“Consideramos que los actos de las fuerzas estadounidenses eran directamente provocadores, por lo que actuamos directamente, cerramos las carreteras y les advertimos”, dijo el pasado 2 de febrero Rezvan al-Anzi, subcomandante de la milicia iraquí.

La prolongada presencia militar estadounidense en Irak ha generado críticas entre la nación y facciones políticas iraquíes, sobre todo después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, adelantara su decisión para conservar parte de sus efectivos en el país árabe para “vigilar a Irán”.

El Gobierno y los partidos políticos iraquíes rechazaron el comentario de Trump, asegurando que “no permitirán a EE.UU. vigilar a Irán”. El Parlamento iraquí, a su vez, ha prometido discutir durante el próximo período legislativo un proyecto de ley que impulse la retirada de todas las tropas estadounidenses en suelo iraquí.

 

Fuente