El 10 de febrero, los hutíes rechazaron un ataque de la coalición liderada por Arabia Saudita y sus representantes yemeníes en sus posiciones en el área de al-Sawh en la provincia de Najran, al sur del Reino, según la televisión al-Masirah.

Los combatientes houthi mataron e hirieron a varios miembros del personal de la coalición mientras rechazaban el ataque. El grupo yemení también destruyó un vehículo de recuperación blindado LAV-R y un vehículo de reconocimiento blindado anfibio LAV-25 del ejército saudí. Ambos vehículos son fabricados por Canadá, uno de los principales proveedores de armas para la coalición.

Aviones de combate de la coalición liderada por los saudíes llevaron a cabo una serie de ataques aéreos contra las fuerzas hutíes en al-Sawh tras el fracaso del ataque. Sin embargo, los ataques aéreos fueron ineficaces.

Los hutíes mantuvieron una presencia militar en las provincias del sur de Arabia Saudita, especialmente Najran y Jizan, durante esta guerra. El grupo yemení ve esta presencia como una medida para disuadir al Reino, que todavía es incapaz de asegurar su propia frontera.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;