El presidente Miguel Díaz-Canel ratificó el martes la condena de Cuba de un proyecto de resolución presentado por Estados Unidos al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para acelerar su cruzada contra Venezuela.

En su cuenta de Twitter, el presidente cubano denunció que la iniciativa de Washington apunta a presionar a Venezuela para que acepte una asistencia humanitaria que se considera un instrumento de agresión e interferencia.

La postura de Díaz-Canel sigue las declaraciones del lunes del ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, quien advirtió que el proyecto de resolución de Estados Unidos tiene como objetivo legalizar la campaña contra Venezuela por parte de Washington y sus aliados, que apostaron por un cambio de régimen con el autoproclamado presidente, Juan Guaido. , como la punta de lanza, y el tema humanitario como pretexto.

Según Rodríguez, el texto que Estados Unidos intenta imponer al Consejo de Seguridad de la ONU, el único órgano con poder permanente en la organización multilateral, contiene términos que han justificado las últimas guerras imperialistas, incluida la «situación humanitaria», «intentos de bloquear» «Asistencia humanitaria» y «uso excesivo de la fuerza contra manifestantes pacíficos».

El borrador de resolución de los Estados Unidos llama a comenzar un proceso político para celebrar elecciones presidenciales libres y creíbles, lo que implicaría, si se aprobara, que el gobierno del presidente Nicolas Maduro no fuera reconocido, aunque el jefe de Estado ganó las elecciones categóricamente en mayo de 2018 , un resultado que ha sido respetado por varios gobiernos en todo el mundo.

El documento también expresa «profunda preocupación por los derechos humanos y la situación humanitaria en Venezuela, incluidos los recientes intentos de bloquear la entrega de ayuda humanitaria».

Rusia también presentó una iniciativa en el Consejo de Seguridad de la ONU, pero se opuso al proyecto de resolución de Washington, ya que expresó su preocupación por la soberanía y la integridad territorial de Venezuela a la luz de las amenazas lideradas por Washington.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, señaló que parece improbable que el cuerpo de 15 miembros apruebe el proyecto de resolución de Estados Unidos y ratificó el apoyo de Moscú a los esfuerzos de paz promovidos por México y Uruguay.

Para que se apruebe una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU, se necesita el voto favorable de la mayoría de sus miembros y no el veto de ninguna de las potencias que gozan de esa prerrogativa: Estados Unidos, Rusia, China, el Reino Unido y Francia.

Fuente