El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha renovado su oferta para ayudar a mediar en las «negociaciones serias» entre el gobierno electo del presidente venezolano Nicolás Maduro y la figura de la oposición Juan Guaido, quien se ha declarado «presidente interino» de Venezuela.

Guterres renovó la oferta durante las conversaciones con el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, en Nueva York el lunes.

«El secretario general reafirmó que su oferta de buenos oficios a ambas partes [en Venezuela] sigue estando disponible para una negociación seria para ayudar al país a salir del enfrentamiento actual en beneficio del pueblo de Venezuela», dijo el portavoz de Guterres, Stephane Dujarric. .

Guterres había ofrecido inicialmente los «buenos oficios» de la ONU al gobierno y oposición de Venezuela la semana pasada.

El jefe de la ONU dijo que tanto la oposición como el gobierno de Venezuela deben solicitar su mediación antes de que pueda entrar en una crisis que ha afectado a Venezuela desde el mes pasado, cuando Guido se declaró a sí mismo el «presidente interino» del país.

La autodeclaración de Guido fue reconocida de inmediato por el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que también anunció sanciones a la industria petrolera de Venezuela para canalizar los ingresos del principal exportador de petróleo del país a Guaido.

Estados Unidos ha amenazado repetidamente a Venezuela con acciones militares para derrocar al gobierno de Maduro.

Los militares venezolanos, que se han mantenido leales al gobierno, están llevando a cabo simulacros a gran escala en todo el país para reforzar su preparación para el combate ante cualquier posible invasión.

Estados Unidos también presentó al Consejo de Seguridad un proyecto de resolución que exigiría una elección presidencial anticipada, un movimiento que se espera que genere una fuerte oposición de Rusia y China, que han rechazado la interferencia extranjera en Venezuela.

Maduro, quien fue elegido para un segundo mandato de seis años el año pasado, descartó otra elección presidencial antes de su fecha programada. Él ha acusado a Washington de pedir abiertamente un golpe de estado apoyando a la oposición y sus llamamientos para una elección presidencial anticipada. Pero el ejército venezolano ha accedido a elecciones parlamentarias anticipadas.

Venezuela enfrenta una crisis económica, incluso en forma de escasez de alimentos y medicamentos. El gobierno ha estado tratando de reabastecer adecuadamente esos artículos.

Caracas organizó un «día médico» el lunes para distribuir medicamentos entre la gente.

Partidarios, opositores de Maduro se reunirán el martes

Mientras tanto, Guaido se lanzó a Twitter a última hora del lunes para llamar a sus partidarios a salir a las calles el martes y pedir a Maduro que permita que la «ayuda humanitaria» ingrese al país.

«Regresaremos a las calles (…) para exigir la entrada de ayuda humanitaria que salvará las vidas de más de 300,000 venezolanos que hoy están en riesgo de morir», escribió Guaido. «¡Este es un momento para unirnos y luchar!»

Al parecer, se refería a la «ayuda humanitaria» enviada por los Estados Unidos. Caracas ha prohibido la entrada de esa ayuda en el país, diciendo que está destinada a avanzar en los planes para un golpe de estado diseñado por Washington.

Los partidarios del presidente Maduro también han dicho que se unirán en Caracas el martes para «exigir el respeto de la soberanía de la patria». Guaido dijo anteriormente que podría «autorizar» la intervención militar estadounidense en el país.

El presidente ya ha pedido a todos los venezolanos que se unan «por la defensa de la soberanía y la paz».

Fuente