Estados Unidos está listo para ayudar a los países europeos a reducir el riesgo de la supuesta intervención de Rusia en sus elecciones, dijo el martes el secretario de Estado Mike Pompeo.

«Estamos preparados para ayudar a los países europeos de todo el continente a comprender la amenaza, cómo reducir el riesgo de interferencia», dijo Pompeo durante una reunión con jóvenes eslovacos en Bratislava transmitida por el Departamento de Estado.

Pompeo acusó a Rusia de socavar las democracias occidentales, pero no proporcionó ninguna prueba de la acusación. «Los rusos han intentado influir en las elecciones durante décadas en todo el mundo, incluso en Estados Unidos», dijo. El secretario estadounidense también acusó a Moscú de difundir desinformación.

«Hemos ayudado a docenas de países europeos que han venido a echar un vistazo a lo que sucedió en nuestra elección en 2016», dijo.

Los funcionarios rusos han negado en repetidas ocasiones las acusaciones de entrometerse en las elecciones estadounidenses, diciendo que las acusaciones se hicieron para justificar la pérdida de la elección de un candidato presidencial, así como para desviar la atención pública de los casos reales de fraude electoral y corrupción.