En una reunión, en Beirut, capital libanesa, con el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, Aoun expresó su deseo de que Teherán “desempeñe un papel para lograr el regreso de los refugiados sirios” a su país, según un comunicado de la oficina presidencial de El Líbano.

El mandatario libanés enfatizó que el problema de los refugiados sirios requiere de un procedimiento que tome en consideración la necesidad de un regreso seguro, por tanto, su Gobierno otorgará especial importancia al tema de los desplazados.

“El problema de los refugiados sirios debe tratarse tomando en consideración la situación económica, social y de seguridad de El Líbano”, agregó Aoun.

Las autoridades libanesas han afirmado en numerosas ocasiones que su país no tiene las posibilidades económicas para soportar la presencia de 1,5 millones de sirios, de los cuales unos 976 000 están registrados como refugiados por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

En el comunicado también se lee que Aoun reitera su aprecio por el apoyo de Irán a El Líbano y la disposición de Teherán de mantenerse al lado de la nación de los cedros.

Zarif por su parte, transmitió un mensaje del presidente iraní, Hasan Rohani, en el que invita a su homólogo libanés a visitar la República Islámica y elogia las relaciones bilaterales.

Más tarde, el jefe de la Diplomacia iraní se reunió con su homólogo libanés, Gebran Bassil. En la cita, ambos expresaron su respaldo a la apertura de un proceso político con el fin último de elaborar una nueva Constitución para Siria que sirva para cerrar la guerra en el país árabe.

Por su parte, el responsable iraní expresó sus buenos deseos para el nuevo gobierno formado en El Líbano. “Siempre apoyaremos al pueblo y tendremos una mano tendida. Estamos dispuestos a responder a las peticiones de cooperación en cualquier ámbito vital que se considere apropiado”, afirmó Zarif.

 

Fuente