Los embajadores de Siria, Irán y Namibia en China ratificaron hoy solidaridad con Venezuela, respaldaron los esfuerzos de paz del gobierno constitucional y urgieron al mundo unirse contra las amenazas de una intervención militar allí.

El representante sirio, Imad Moustapha, denunció que Estados Unidos ahora presiona para deponer al presidente legítimo Nicolás Maduro, tal y como intentó de manera infructuosa hacer con su mandatario Bashar al-Assad.

Washington -afirmó- tiene un extenso historial de actos criminales, carentes principios morales, legales y políticos, y ejecutados con el objetivo de ampliar la influencia y dominar a su antojo los destinos de otros territorios.

‘La mentalidad del gánster, de cowboy y de criminal es el único estándar que sigue’, indicó el embajador, al citar las atrocidades cometidas contra la propia población aborigen norteamericana, las ocupaciones en Cuba, Siria, Vietnam y otros estados del mundo.

Moustapha mencionó que en su país hay muchos personajes como Juan Guaidó, titular de un parlamento en desacato y autoproclamado mandatario ‘encargado’ de Venezuela.

‘Fueron a Washington DC, París, Londres y Berlín a ver a los jefes de Estado, y ahora son la parte olvidada de la historia, nadie sabe de ellos’, acotó y sentenció que la nación suramericana libra una batalla por la dignidad humana, la independencia y la identidad.

Mientras, el embajador de Namibia, Elia G. Kaiyamo, transmitió el apoyo irrevocable del pueblo, partido gobernante y Ejecutivo de su país con Venezuela, llamó a preservar la paz allí y a oponerse a cualquier acto intervencionista.

‘Hoy es Venezuela, mañana podemos ser cualquiera de nosotros. Debemos permanecer al lado de Venezuela en unidad y solidaridad’, aseveró.

De igual manera, el iraní Mohammad Keshavarz Zadeh, dio el espaldarazo a la lucha de las autoridades de Caracas por preservar la soberanía y la convivencia pacífica en el territorio nacional.

Deseó que con Maduro al frente y el gobierno constitucionalmente elegido, el pueblo venezolano gane la batalla contra la interferencia extranjera.

Los embajadores hicieron estos planteamientos durante un Seminario internacional de solidaridad con Venezuela realizado en Beijing y donde se expuso la situación a raíz de la intentona golpista promovida por Estados Unidos y su reconocimiento a Guaidó.

También asistieron dirigentes del Estado y Partido Comunista de China, diplomáticos de Cuba, Belarús y República Popular Democrática de Corea; representantes de organismos internacionales y prestigiosos académicos, entre otras personalidades.

Como parte del evento, los presentes firmaron un libro para exigir a Estados Unidos que saque sus manos y respete la soberanía de esa nación suramericana.

Muchos también manifestaron sus posturas en mensajes grabados por video.

Fuente