El presidente de la conferencia episcopal mexicana y arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera, dijo que «algunos, por el tamaño de la culpa, han tenido que ir a la cárcel, algunos ya compurgaron (sic) la culpa y otros están todavía haciéndolo», según informó el martes el diario español  El país,  haciéndose eco del anuncio hecho el domingo por la autoridad eclesiástica, considerado por la comunidad de la iglesia católica local en el paso de la pederastia.

El exsacerdote Alberto Athié, uno de los primeros en denunciar los abusos en el clero mexicano, la crítica de «nos parece un paso adelante, pero un paso muy tardío y mezquino», asegurando que se debe a que el organismo religioso busca mostrarse «protagónico y cumplidor «.

No se han entregado los nombres de los implicados. México posee la segunda mayor comunidad católica del mundo después de Brasil, y cuenta con otros casos de pederastia como el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, o el de Eduardo Córdova, uno de los mayores depredadores sexuales de la iglesia y que está prófugo.

De acuerdo con  El país , la iglesia católica mexicana se había visto retenido a lo que pasaba, pero eso se ve en el episcopado mexicano, a través de la petición de la papa Francisco de acercarse a las víctimas, comienza a reunirse con ellas y con algunas personas que llevaban estos años denunciando estas situaciones.

 

Fuente