Hay un nuevo factor de perturbación en la región que es la llegada a la presidencia del señor Donald Trump, que tiene una agenda absolutamente antilatinoamericana”, ha indicado este martes Samper, en una rueda de prensa en La Paz, capital boliviana, tras reunirse con el presidente de Bolivia, Evo Morales.

El también ex secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) denuncia que el inquilino de la Casa Blanca Trump esgrime una política de construcción de muros, de falta de respeto a los derechos humanos e incumple todo tipo de acuerdos, incluso los relacionados con el cambio climático.

Nunca había sido tan importante la integración en el continente, explica el exmandatario en referencia al tema de Venezuela. A su juicio, las sanciones económicas y bloqueos financieros contra Caracas, impulsados por Washington, harán todavía más difícil la situación de los venezolanos.

Añade que hay dos caminos para solucionar la crisis de Venezuela: uno es el de la “guerra y la confrontación”, liderado por EE.UU. con la “lamentable aquiescencia pasiva” del denominado Grupo de Lima. El otro es el de “un consenso que parece abrirse amplio alrededor de una negociación para encontrar una salida justa y pacífica a la situación venezolana”.

Caracas, por su parte, ha anunciado este mismo martes a través de su canciller, Jorge Arreaza, que espera que los “hermanos venezolanos” de la oposición no obedezcan los dictados del país norteamericano y se sienten a la mesa del diálogo.

Samper ha rechazado, asimismo, la presencia militar estadounidense en Venezuela con el pretexto de operaciones humanitarias, pues, en su criterio, solo consolidaría una situación de tensión en la región.

 

Fuente