Venezuela asegura que la hostilidad abierta de Estados Unidos contra Caracas viola la carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y todas las leyes internacionales.

Rusia asegura que el plan de Estados Unidos para entregar supuestamente ayuda humanitaria a los venezolanos es un pretexto para enmascarar sus intentos de organizar una intervención militar en Venezuela.

Moscú afirma que Washington ha perdido todo escrúpulo a la hora de actuar contra Gobiernos constitucionales y la soberanía de otras naciones. En este contexto, recalca que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha rechazado una y otra vez la posibilidad de que estos cargamentos arriben a su país.

Desde la sede de la ONU, sita en la ciudad de Nueva York, el ministro venezolano de Exteriores, Jorge Arreaza, aseguró que Washington promueve y financia el golpe de Estado contra Caracas para hacerse con el control de sus recursos naturales.

En esta línea, el Ministerio del Petróleo de Venezuela ha anunciado que buscará la creación de un bloque energético con China, Rusia y La India, posiblemente con métodos de pago alternativos al dólar estadounidense, para proteger sus exportaciones de crudo de las sanciones ilegales y unilaterales de Estados Unidos.

 

Fuente