Los alimentos que compras en el supermercado ya muestran la cantidad de calorías que consumes y los ingredientes con los que ya fueron elaborados, pero este país busca ir a otro nivel y revelar a sus ciudadanos cuánto están contaminando al planeta al ingerir las bebidas o alimentos.

Dinamarca está considerando obligar a los fabricantes de alimentos y a los supermercados a etiquetar sus productos de acuerdo con el impacto que tienen en el medio ambiente y el cambio climático.

Los funcionarios han comenzado a discutir propuestas para introducir un sistema de etiquetado de este tipo y han estado trabajando con la Unión Europea para desarrollar una etiqueta climática durante 10 años.

El gobierno danés ha comenzado a discutir varias propuestas con el fin de introducir este sistema de etiquetado y ha estado trabajando con la Unión Europea para implementar la etiqueta climática, indicó Morten Høyer, del Consejo Danés de Agricultura y Alimentación.

“Nuestro objetivo es desarrollar una etiqueta precisa. Debemos incluir toda la información para que los productos como la carne tenga la información sobre el impacto climático del producto que se produce en América del Sur», explicó Høyer.

«Cosas como estas son difíciles de calcular, por lo que tenemos un desafío valioso por delante antes de poder decir con certeza que tenemos la solución adecuada para una etiqueta climática», agregó.

Fuente

Etiquetas: