La mayoría del Senado de Estados Unidos votó este jueves a favor de aprobar y enviar la Ley de Financiamiento de la Seguridad Fronteriza, a horas de la fecha límite de la medianoche del viernes, con la que el presidente Donald Trump busca construir un muro en la línea fronteriza con México, a la Cámara de Representantes.

La versión final de la legislación daría al Gobierno de EU mil 370 millones de dólares para ayudar a construir 88.5 kilómetros de nuevas barreras físicas en la frontera sur del país, mucho menos de lo que Trump ha estado exigiendo.

El proyecto, que también incluye fondos para nueve departamentos federales hasta el fin del año fiscal, el 30 de septiembre, fue aprobado con una votación de 83-16.

Con ello, se evitaría un segundo cierre del Gobierno de Estados Unidos en menos de dos meses, pues el próximo viernes expiran los fondos para agencias que emplean hasta 800 mil trabajadores en los departamentos de Agricultura, Comercio, Justicia y otras entidades gubernamentales.

Trump provocó un cierre de 35 días de una cuarta parte de la administración federal con su demanda en diciembre de 5 mil 700 millones de dólares para ayudar a construir una parte del muro. Al negarle ese dinero, el Congreso le ha impedido al mandatario republicano cumplir una de sus promesas clave en campaña.

La votación de la Cámara baja, de mayoría demócrata, del Congreso estadounidense tiene proyectado votar sobre el proyecto durante la tarde de este jueves.

Se prevé que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, promulgue la ley de seguridad fronteriza y también declare una emergencia nacional para tratar de obtener fondos para el muro en el límite con México, dijo una portavoz de la Casa Blanca.

En un intento por eludir al Congreso para obtener dinero que los legisladores le han negado hasta ahora para erigir el muro, Trump parece encaminarse a iniciar una disputa judicial con los demócratas por motivos constitucionales.

«El presidente Trump firmará el proyecto de ley de financiamiento del Gobierno y, como lo ha dicho anteriormente, también tomará otras medidas, incluida una declaración de emergencia nacional, para garantizar que detengamos la crisis de seguridad nacional y humanitaria en la frontera», dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Fuente