El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, acusó hoy a los partidos de la derecha de fomentar la confrontación entre los ciudadanos para impedir el desarrollo de políticas en beneficio de la mayoría social.

A escasas 24 horas de convocar a elecciones generales anticipadas para el 28 de abril, después de que el miércoles el Parlamento tumbó su proyecto presupuestario para 2019, Sánchez llamó a la movilización de las fuerzas progresistas para ganar esos comicios.

El desafío al que nos enfrentamos, más allá del de estas ‘tres derechas’ que vamos a superar, es el de ‘construir la España que queremos para la mayoría social’, advirtió el también líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Durante un acto del PSOE en Sevilla, capital de la sureña región de Andalucía, el mandatario socialdemócrata aludió a la campaña de insultos y descalificaciones lanzada en su contra por el conservador Partido Popular (PP), el liberal Ciudadanos y el ultraderechista Vox.

Frente a ello, instó a la unidad de toda la izquierda para triunfar en las elecciones de abril y en las regionales, municipales y europeas del próximo 26 de mayo.

Ante lo que definió como la involución que representan esas tres formaciones neoliberales, el gobernante contrapuso ‘el sentido común, la moderación y el progreso’ encarnado por los socialistas.

El PSOE sólo entiende el progreso cuando avanzamos todos y nadie se queda atrás, y, a diferencia de la derecha, defiende una España en la que cabemos todos, subrayó el jefe del Ejecutivo en el mitin con el que abrió la precampaña de cara la venidera cita con las urnas.

Sánchez dedicó gran parte de su intervención a criticar al actual PP dirigido por Pablo Casado, quien en julio de 2018 reemplazó al frente de la agrupación conservadora a Mariano Rajoy, desalojado un mes antes de la presidencia del Gobierno mediante una moción de censura.

Recordó los constantes reproches al PP por llegar tarde al reconocimiento de derechos conquistados, como el aborto o el matrimonio homosexual, pero al menos ‘el PP de antes llegaba, tarde, mal y a rastras, pero llegaba’, ironizó.

‘La diferencia entre ese PP y éste de ahora es que ya no quiere llegar’, y lo que pretende es involucionar 40 años al conjunto de la sociedad española, denunció.

Se mostró convencido de que los ciudadanos darán la espalda a la crispación en las urnas, y reivindicarán una política útil que una a los españoles y deje de enfrentarlos.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;