Mike Pence, acusó este viernes a Irán de un antisemitismo similar a de los nazis tras su visita al campo de concentración de Auschwitz en Polonia, que, según dijo, fortaleció su decisión de actuar contra la república islámica.

«Tenemos al régimen en Teherán emitiendo amenazas asesinas, con el mismo vil odio antisemita de los nazis en Europa», dijo Pence a periodistas en el Air Force Two antes de aterrizar en Múnich.

Pence sostuvo que su visita a Auschwitz lo había hecho reflexionar para «fortalecer la determinación del mundo libre de oponerse a ese tipo de odio vil y para enfrentar las amenazas autoritarias de nuestro tiempo».

La antigua comunidad judía en Irán cayó a un estimado de entre 10 mil y 20 mil personas desde alrededor de 85 mil al momento de la Revolución Islámica de 1979, pero se cree que es la más grande en Oriente Medio fuera de Israel.

Pence, quien dijo estar profundamente conmovido por su visita a Auschwitz, citó el deseo declarado de Irán de destruir a Israel como justificación para señalar al país, en lugar de centrarse en el antisemitismo que reina en Oriente Medio.

El brigadier general Hossein Salami, subjefe de las Guardias Revolucionarias, dijo en enero que la estrategia de Irán es eliminar el «régimen sionista» del mapa político, informó la televisión estatal iraní.

El jueves, el vicepresidente acusó este jueves a Irán de ser el mayor patrocinador mundial de terrorismo y exhortó a los aliados europeos a que sigan el ejemplo de su país y se retiren del histórico pacto nuclear con Irán de 2015 y desistan de tratar de evitar las sanciones norteamericanas.

Fuente