Tras finalizar el ejercicio militar denominado “Bicentenario Angostura 2019”, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se reunió el viernes con el Alto Mando Militar de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), con quienes acordó perfeccionar la capacidad defensiva de la nación.

“Quiero un informe de todos los aspectos resaltantes, positivos, que hemos encontrado y todos los aspectos resaltantes, importantes para trabajar, perfeccionar, mejorar el concepto de guerra y de defensa dentro de nuestra doctrina militar”, instruyó a los líderes de la FANB.

En su discurso, Maduro destacó la importancia de los ejercicios militares Angostura 2019 para la unidad nacional frente a las amenazas bélicas y de invasión de Estados Unidos. También denunció que “sectores vende patria, traidores al gentilicio venezolano”, han llamado a una ocupación militar. Por ello, pidió a las Fuerzas Armadas responder con “nervios de acero, calma y cordura”, y poder salir victoriosos de la amenazas de guerra de EE.UU.

“Tenemos un poder militar, un nivel óptimo para defender al país. La Fuerza Armada Nacional Bolivariana es la columna vertebral de la paz interna, de la convivencia y hay plena conciencia de ella”, dijo en referencia al papel de las Fuerzas Armadas en la estabilidad política de Venezuela.

Recordó que las intenciones del presidente norteamericano, Donald Trump, de ocupar militarmente el país violan lo establecido en la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), específicamente en lo referente al rechazo del uso de la fuerza de los imperios contra los pueblos del mundo.

Desde el inicio de la crisis política en Venezuela, Caracas ha denunciado que Washington pretende imponer con un golpe de Estado un gobierno “títere”, si bien, ha llamado una y otra vez a la oposición a un diálogo serio para superar la discrepancia entre los venezolanos.

Sobre la “ayuda humanitaria”, Maduro la ha considerado como “migajas” del Gobierno de Trump, ya que si Washington realmente busca apoyar a los venezolanos debe entregarles los miles de millones de dólares en ingresos petroleros y activos en el extranjero que ha congelado.

 

Fuente