El senador estadounidense Marco Rubio viajará este domingo a Cúcuta, Colombia, para reunirse con funcionarios del gobierno y recorrer la zona fronteriza.

El legislador republicano estará acompañado por el embajador de los Estados Unidos ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, y el representante a la Cámara Mario Díaz-Balart, también del Partido Republicano.

La comitiva visitará la sede de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en Cúcuta para ver de primera mano el programa de ayuda humanitaria que se adelanta con miras a ingresar a Venezuela toneladas de productos de primera necesidad.

“Los funcionarios estadounidenses, colombianos y venezolanos están listos para brindar la asistencia humanitaria que tanto necesita el pueblo de Venezuela”, indicó Rubio en declaraciones a medios de comunicación.

Añadió que “el pueblo de Venezuela sigue resistiendo en su lucha por la democracia y la libertad” y que Estados Unidos “continuará apoyándolos” contra la “narco-tiranía de Nicolás Maduro”.

El legislador y sus acompañantes también recorrerán el puente Simón Bolívar, en la frontera entre Colombia y Venezuela, y visitarán las carpas de salud instaladas en Cúcuta, Colombia, para brindar asistencia médica a los venezolanos.

También se reunirá con miembros de la Asamblea Nacional de Venezuela, opositora al gobierno de Nicolás Maduro, y visitará a los oficiales de seguridad colombianos y venezolanos en el puente Tienditas, donde el gobierno de Maduro puso barricadas para impedir que ingresen al país los productos enviados por Estados Unidos.

El gobierno de Nicolás Maduro niega que el país esté en una crisis humanitaria y afirma que la ayuda de Estados Unidos tiene intereses políticos e intervencionistas en Venezuela. El canciller venezolano, Jorge Arreaza, calificó la ayuda humanitaria como una “burda operación de propaganda” de EEUU.

 

Fuente