La refinería de Aruba, de 209 mil barriles por día de capacidad operada por una unidad de la estadounidense Citgo Petroleum, está poniendo en pausa un proyecto de remodelación por 685 millones de dólares debido a las sanciones impuestas por Washington a Venezuela, señaló este lunes la compañía.

Los trabajos para modernizar y convertir la refinería en un mejorador de petróleo, aprobados en 2016, serían detenidos para el 27 de febrero y los trabajadores directamente involucrados serían despedidos, según un comunicado.

La administración de la instalación y el gobierno de la isla planean continuar buscando soluciones para evitar tener que detener completamente el proyecto.

Anteriormente, la administración del presidente Donald Trump respaldó al líder opositor Juan Guaidó y actualizó las pautas de sus sanciones para transacciones vinculadas al  presidente de Venezuela Nicolás Maduro.

Fuente