Cientos de afganos marcharon en protesta en la provincia oriental de Kunar, Afganistán, el martes, exigiendo el fin de los ataques aéreos estadounidenses después de un aumento en el número de víctimas civiles en los últimos meses.

El año pasado, Estados Unidos incrementó las operaciones militares en Afganistán a sus niveles más altos desde 2014, en un esfuerzo por restringir la creciente presencia talibán en el área.

«Estamos cansados de la guerra y los bombardeos. En cambio, queremos la paz y el alto el fuego en este país. Incluso a nuestras mujeres y nuestros niños los matan los ataques aéreos de Estados Unidos», dijo el manifestante Mohammad Asif, quien también lleva una pierna protésica como resultado de ataque aéreo

Al menos 10 civiles murieron después de los ataques aéreos de Estados Unidos el 9 de febrero. Un informe de la ONU publicado en octubre del año pasado reveló un aumento del 39 por ciento en las víctimas civiles de los ataques aéreos en los primeros nueve meses de 2018, en comparación con el mismo período en 2017.

Fuente