La automotriz estadounidense Ford anunció el cierre de su fábrica en el municipio de São Bernardo do Campo, en el estado de São Paulo, para finales de este año.

Con esta decisión se finalizará la producción del Fiesta y de tres líneas de camiones: Cargo, F-4000 y F-350, que serán discontinuados una vez todos los inventarios sean vendidos.

«Como parte de un exhaustivo rediseño de su negocio global, Ford Motor Company anunció hoy que dejará de participar del negocio de camiones pesados en Sudamérica», confirmó la compañía en un comunicado este martes.

Tras este cierre, Ford se quedará con dos plantas en el gigante suramericano, la de Camaçarí (estado de Bahía), donde se fabrican los Ka y EcoSport, y la de Taubaté, también en São Paulo, de motores. También tiene un campo de pruebas en Tatuí (São Paulo).

“Sabemos que esta acción tendrá un impacto significativo para nuestros empleados en São Bernardo, y estaremos trabajando de manera cercana con todas las partes interesadas en los próximos pasos”, dijo Lyle Watters, presidente de Ford Sudamérica, en la nota de prensa.

Watters recalcó que trabajando junto con sus concesionarios y proveedores, la compañía continuará brindando soporte integral de garantía, partes y servicio a sus clientes.

De acuerdo con la agencia estatal de noticias de Brasil, en São Bernardo do Campo hay 2.800 empleados.

La agencia de noticias también citó un video de Wagner Santana, presidente del Sindicato de los Metalúrgicos del ABC paulista (región industrial formada por siete municipios de la Región Metropolitana de São Paulo), en el que señaló que los trabajadores recibieron la noticia con indignación y revuelta: «No aceptamos ese anuncio y vamos a luchar para revertir esa decisión».

 

Fuente