El presidente de Bolivia, Evo Morales, promulgó hoy la Ley del Seguro Único de Salud (SUS) en un acto en instalaciones de la Casa Grande del Pueblo, sede de Gobierno, al que asistieron representantes de varias organizaciones sociales.

La norma, que pretende ofertar un servicio gratuito de salud a todos los bolivianos que no poseen seguro médico, fue aprobada en el Congreso nacional la anterior semana y solamente dependía de la firma del mandatario.

Esta normativa modifica la Ley número 475 de Prestaciones de Servicios de Salud Integral del Estado Plurinacional de Bolivia, promulgada el 30 de diciembre de 2013, la cual garantiza la atención médica solamente a mujeres embarazadas, niños menores de cinco años, adultos mayores y personas con discapacidad.

La firma oficial tuvo lugar en un acto público con la presencia de varios movimientos sociales, como la Confederación de Mujeres Originarias, Indígenas y Campesinas ‘Bartolina Sisa’, la Confederación Nacional de Trabajadores Gremiales de Bolivia, y la Confederación Nacional del Transporte Libre.

El SUS empezará a aplicarse desde el 1 de marzo, con más de 300 prestaciones gratuitas de salud, en hospitales de primer, segundo y tercer nivel.

Sin embargo, ha contado con la resistencia del Colegio Médico de Bolivia, cuyos afiliados consideran insuficiente el presupuesto de 200 millones de dólares destinado por el Gobierno para su implementación.

En este sentido, el Gobierno ha insistido en que se trata de un presupuesto inicial, que debe incrementarse en el futuro.

La víspera se supo que más de un millón de personas ya se inscribieron al SUS, y al menos 15 mil profesionales han manifestado oficialmente su disposición a facilitar esa atención médica universal, gratuita y de calidad.

De acuerdo con datos oficiales, en la actualidad unos cinco millones 600 mil bolivianos no cuentan con seguro médico, ni están en condiciones de atenderse por la vía privada.

Fuente