Los “chalecos amarillos” se han manifestado frente a la sede de la ONU en Ginebra para denunciar la brutalidad policial en Francia, 20 de febrero de 2019.

En particular, se han pronunciado contra del uso de armas no letales por parte de la Policía francesa durante las protestas.

El arma en cuestión es el lanzagranadas antidisturbios LBD 40/GL06 de la empresa suiza Brugger & Thomet, que utiliza munición no letal, incluidas granadas de gas lacrimógeno y balas de goma.

Francia vive desde mediados de noviembre de 2018 una oleada de movilizaciones de los llamados “chalecos amarillos”.

 

Fuente