El gobierno de Costa Rica condena las acciones de los representantes diplomáticos del líder impostor opositor venezolano Juan Guaido, quien tomó el control de la embajada venezolana desafiando la decisión de las autoridades costarricenses, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores del país.

«El Ministerio de Relaciones Exteriores lamenta la intrusión inaceptable en el edificio de la embajada de Venezuela en Costa Rica por parte del personal diplomático del gobierno del presidente interino Juan Guaido. En este sentido, estamos expresando una protesta activa contra las acciones de la representante diplomática, la Sra. María Faria. «No cumplió el período de 60 días otorgado por Costa Rica a los funcionarios del gobierno del Sr. Nicolas Maduro para salir del país», dijo el ministerio en un comunicado el miércoles.

La declaración agregó que el ministerio planeaba entregar una nota diplomática a Faria debido al incidente en las próximas horas.
El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, también expresó su protesta por la situación de la embajada en Costa Rica.

«El gobierno de Costa Roca está obligado a seguir la Convención [de Viena] sobre relaciones diplomáticas y garantizar las operaciones normales y la seguridad de nuestro personal e instalaciones», escribió el diplomático más importante en Twitter.

Guaido se proclamó presidente interino en enero. Costa Rica estuvo entre los estados que lo apoyaron y se negó a reconocer el nuevo mandato presidencial del presidente Nicolás Maduro.

Después de la auto-proclamación de Guaido, Faria presentó sus credenciales al presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado. Mientras tanto, los representantes diplomáticos de Maduro fueron ordenados a salir del país.

Cabe destacar que el embajador venezolano Jesús Javier Arias Fuenmayor, designado en Costa Rica por Maduro en 2014, ha sido retirado del país por mucho tiempo debido al deterioro de las relaciones entre San José y Caracas.

Fuente