La nueva disparada del dólar trae hoy a muchos argentinos angustiados mientras llegan noticias poco alentadoras como la decisión de una importante embotelladora de pedir un procedimiento preventivo de crisis por la caída de consumo.

En medio de un agobiante calor que sacude a casi la mitad del país, en la capital muchos porteños tienen temas recurrentes: el alza del dólar, cómo arreglárselas para comprar los útiles escolares -cada vez más costosos- para el nuevo ciclo lectivo de sus hijos y las altas temperaturas que trae a no pocos de mal humor.

La nueva escalada de la moneda estadounidense que el lunes andaba por los 39,78 pesos y ayer sobrepasó los 41 pesos pone otra vez contra las cuerdas al eslabón más débil de la sociedad, que ha visto devaluar en los últimos meses su salario.

‘El problema del dólar es que sube todo, baja el dólar y todo se queda con el mismo precio, pero vuelve a subir y otra vez los comercios aumentan sus productos, no hay quien aguante así’, se lamentaba una señora de unos 60 años en un mercado de verduras de una barriada del centro porteño.

‘El dólar tuvo una aceleración de más del ocho por ciento en el mes y la lectura es que resulta complicado si entramos en una secuencia de aumento de la inflación, aumento del dólar y otra vez retroalimentación de la inflación’, apuntó en una entrevista con el portal Ámbito Financiero el especialista Amilcar Collante, economista del Centro de Estudios Económicos del Sur.

Con noticias cada semana de algún cierre de negocios y aumentos constantes, -más recientemente en el transporte-, la economía lleva de la mano y corriendo a muchos argentinos.

Ayer otro titular se convirtió en tendencia en las redes sociales, pero sobre todo trajo angustia porque pudiera dejar a cientos despedidos.

Se trata de la empresa embotelladora de la gaseosa Coca Cola, Femsa Argentina, que realizó un pedido de procedimiento preventivo de crisis para su planta del barrio de Nueva Pompeya, en esta capital, en la que trabajan alrededor de 600 personas.

‘Coca Cola Femsa Argentina está atravesando una etapa compleja debido a la desaceleración del consumo, lo que la ha colocado en la necesidad de readecuar su estructura de trabajo’, señaló esa empresa en un comunicado.

Mientras en las radios, la televisión e internet analistas exponen los factores que ha llevado a esta nueva alza del dólar, en las calles muchos siguen sacando cuentas para reacomodar su ya ajustado bolsillo.

Fuente