Mientras Sebastián Piñera empaca su equipaje para viajar a Colombia el viernes, la gente de la región de Aysén, en el sur de Chile, seguirá esperando al presidente en medio de graves incendios forestales.

La visita de Piñera a la ciudad colombiana de Cúcuta para entregar supuestamente «ayuda humanitaria» a Venezuela ha sido fuertemente criticada por la mayoría de las fuerzas de la oposición, que han denunciado su sed de protagonismo dentro de la derecha latinoamericana y la abierta injerencia en los asuntos que deben resolverse a nivel nacional Venezolanos

Las redes sociales también han criticado al presidente, precisamente porque emprendió el viaje cuando la situación en el centro y sur de Chile se está quemando, literalmente, debido a los grandes incendios que han destruido más de 50,000 hectáreas de bosques, según estadísticas oficiales.

En Aysen, donde se han reportado los incendios más violentos, Patricio Ulloa, alcalde de la comuna (municipio) de Cochrane, que se enfrenta a la situación más crítica, ha denunciado repetidamente la acción lenta del gobierno para paliar la emergencia e incluso solicitó Ayuda internacional debido a la falta de recursos en la región.

El miércoles, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, viajó a Aysen y dijo a los reporteros que el presidente «posiblemente» viajará a ese territorio después de regresar de Colombia.

Walker y el ministro de Defensa suplente, Juan Francisco Galli, fueron testigos de la devastación causada por los incendios forestales, que han consumido cerca de 20,000 hectáreas, la mayoría de ellas de bosques nativos, con pérdidas incalculables de especies endémicas y en corredores de biodiversidad.

El funcionario insistió en que la prioridad del gobierno es salvar vidas humanas primero y luego lidiar con los daños a las casas y la naturaleza, aunque prometió que el ejecutivo asignará todos los recursos para controlar la situación.

Esa ayuda, según expertos y autoridades de la región, podría haber llegado antes y no cuando los daños son irreparables, sobre todo en los valiosos bosques naturales de ese territorio.

Sin embargo, el presidente planea visitar las regiones de La Araucania y Los Lagos el jueves para «monitorear» la situación causada por los incendios forestales, aunque lo peor ya ocurrió, al menos por el momento, en esos territorios.

Fuente