El presidente de Bolivia, Evo Morales, destacó hoy como una meta del Gobierno lograr que la atención pública sea mejor a la privada, mediante la implementación del Sistema Único de Salud (SUS).

‘Nuestro gran deseo es que la salud pública este mejor que el sector privado (…) esa es la tarea del Estado. El Estado protege a su pueblo’, expresó el mandatario durante la entrega de un centro educativo en el distrito rural Hampaturi, de la ciudad de La Paz.

Morales aseguró que esta política de salud, debatida e impulsada por el pueblo boliviano, demostrará buenos resultados, frente al rechazo de pequeños sectores.

La víspera, el Jefe de Estado promulgó la Ley hacia el Sistema Único de Salud, Universal y Gratuito, aprobada el 15 de febrero último por la Cámara de Senadores, para su implementación a partir de 1 de marzo.

La normativa modifica la Ley número 475 de Prestaciones de Servicios de Salud Integral del Estado Plurinacional de Bolivia, promulgada el 30 de diciembre de 2013, la cual garantiza la atención médica solamente a mujeres embarazadas, niños menores de cinco años, adultos mayores y personas con discapacidad.

Con el SUS se extienden tales beneficios al resto de la población. De acuerdo con datos oficiales, en la actualidad unos cinco millones 600 mil bolivianos (aproximadamente la mitad de la población) no cuentan con seguro médico, ni están en condiciones de atenderse por la vía privada.

Sin embargo, los miembros del Colegio Médico de Bolivia se resisten al nuevo sistema de salud y brindan como pretexto que es insuficiente el presupuesto de 200 millones de dólares destinados por el Gobierno para su implementación.

Las autoridades del Estado Plurinacional de Bolivia han reiterado que se trata de un presupuesto inicial, que debe incrementarse en el futuro, pues la iniciativa se desarrollará de manera gradual en los próximos cinco años.

El Gobierno invertirá dos mil millones de dólares en la construcción de 49 hospitales, de estos tres institutos de cuarto nivel, 13 establecimientos de salud de tercer nivel ubicados en los nueve departamentos del país y 33 establecimientos de segundo nivel.

Evo Morales insistió en que con el SUS se debe acabar el esfuerzo realizado por algunos bolivianos sin seguro de salud, quienes optan por vender su patrimonio para tratar de salvar la vida de sus allegados.

‘Los que no se jubilan, no tienen seguro social, son los más abandonados en temas de salud, cuando hay enfermedad tienen que vender su casa, su tierra, prestarse y de paso no salvamos la vida y nos quedamos con deuda, a veces sin casa ni tierra, eso tiene que terminar’, puntualizó.

La ley del SUS se enmarca en la Constitución Política del Estado, que establece una salud universal, gratuita, equitativa, intracultural, intercultural, participativa, con calidad, calidez y control social.

Fuente