Estados Unidos ha estado acumulando supuesta »ayuda humanitaria» en la frontera colombiana. Sin embargo, el presidente Nicolás Maduro, se negó a permitir que la ayuda entrara en el país, criticándolo como una estratagema para derrocar a su gobierno.

Venezuela no necesita solicitar asistencia militar a Rusia, ya que Caracas puede defenderse, dijo el jueves el viceministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Yvan Gil Pinto.

«Venezuela tiene todas las capacidades para garantizar la paz. Y tenemos todas las capacidades para garantizar que no ocurra ninguna agresión. No necesitamos ningún apoyo militar, porque estamos completamente preparados para garantizar la paz a nuestra gente», dijo Pinto cuando se le preguntó si Caracas planeaba buscar ayuda militar de Rusia.

El funcionario también señaló que la alta dirección política y militar de Venezuela está observando constantemente la situación en el estado.

Al comentar sobre el tema de la frontera, Yvan Gil Pinto declaró que no tenía información sobre su cierre, y agregó que está en pleno funcionamiento y que funciona de acuerdo con el sistema que garantiza la seguridad internacional.

Según Pinto, si una amenaza terrorista ocurre en la frontera con Colombia, Caracas tomará las medidas adecuadas.

Los comentarios del funcionario se produjeron después de que el sábado tres aviones de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) que transportaban carga humanitaria destinada a Venezuela arribaran a la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta. El gobierno venezolano, encabezado por el presidente Nicolás Maduro, hasta el momento se ha negado a aceptar la ayuda que Estados Unidos ha prestado a la vecina Colombia, criticándola como una estratagema para derrocar a su gobierno.

La situación en la Venezuela se agravó el 23 de enero cuando el líder opositor Juan Guaido se declaró a sí mismo presidente interino, disputando la reelección del presidente Nicolás Maduro. Guaido fue reconocido casi de inmediato por los Estados Unidos y sus aliados. Rusia, China, México, entre otras naciones, expresaron su apoyo a Maduro, quien, a su vez, acusó a Washington de orquestar un golpe de estado.

Fuente