Durante la conmemoración del 85 aniversario de la muerte del líder revolucionario Augusto Sandino, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, rechazó las amenazas injerencistas del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) contra Venezuela.

“Más allá de nuestras diferencias políticas e ideológicas, los países que conforman la comunidad Latinoamericana y caribeña, al igual que la comunidad europea, no avalan una intervención militar en Venezuela”, aseguró el mandatario.

Igualmente, alertó que “todos esperamos que se pueda trascender a la amenaza, a los intentos de querer convertir la región en una zona de conflicto bélico, pero al final prevalecerá la paz”.

Asimismo, el presidente Ortega aseguró que el pueblo venezolano debe buscar iniciativas dentro del marco constitucional para alcanzar una solución pacífica a la situación política que vive en este momento el país suramericano.

Defensa de Nicaragua

El presidente Ortega condenó los actos de violencia y las amenazas que promueve EE.UU. contra el pueblo de Nicaragua, tras recordar los intentos de golpe de Estado que enfrentó y que afectó significativamente la economía y la infraestructura del país.

El mandatario resaltó que el pueblo nicaragüense no considera a los estadounidense como enemigos, sin embargo, destacó que no aceptarán que «los más poderosos quieran atropellar al que ve al más endeble a niveles económicos. Eso no es ético y va en contra de la Carta de de naciones que firmamos en la Organización de las Naciones Unidas».

“Tenemos iguales derechos y tenemos iguales deberes, tenemos que respetarnos”, precisó el presidente nicaragüense.

Fuente