“No hemos completado las negociaciones, pero ya estamos cerca. Estoy convencido de que los polacos estarán muy satisfechos con el paquete que ofreceremos como resultado. Estaremos listos dentro de los 60, máximo 90 días. Polonia obtendrá mucho de lo que quiere porque lo merece ”, dijo Georgette Mosbasher, embajadora de Estados Unidos en Varsovia.

En respuesta a una pregunta sobre si sería una base militar permanente, Mosbacher indicó que “en Polonia ya hay varios lugares de despliegue para el ejército estadounidense. Algunos de ellos son muy importantes. No sé si crear otros nuevos. El verdadero desafío es hacer un buen uso de los existentes, para hacerlos más resistentes y mejor preparados «.