Roberto Cardarelli, el jefe de la misión enviada a la Argentina por el Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo este jueves estar «preocupado por la situación económica» del país sudamericano, en el marco de un encuentro con líderes gremiales.

El representante del organismo financiero internacional se reunió en horas de la tarde con dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT), que agrupa a la mayoría de los sindicatos, en la sede de la Unión  Obrera de la Construcción (UOCRA).

Al salir del edificio ubicado en la ciudad de Buenos Aires, Cardarelli fue abordado por periodistas y al ser consultado sobre si encontró «preocupación» en los representantes de los trabajadores, respondió: «Sí, claro. Están preocupados por la situación económica, todos lo estamos».

Sin embargo, el italiano mantuvo una visión alentadora para los próximos meses, al sostener que «la situación va a estar mejor en 2019», aunque aclaró que «siempre hay riesgos».

Al enviado del FMI, quien en los últimos días mantuvo reuniones con dirigentes opositores, le preguntaron también si esos encuentros tenían que ver con la posibilidad de un cambio de rumbo político a partir de las elecciones presidenciales de este año, a lo que contestó: «Es para escuchar todas las opiniones. Queremos escuchar el más grande número de ideas, opiniones, perspectivas, propuestas. Siempre lo hacemos, es normal».

Por su parte, los gremialistas plantearon ante Cardarelli fuertes críticas al plan de ajuste llevado adelante por el gobierno nacional, y el rechazo a la idea de impulsar una reforma laboral. Sobre este último punto, el representante del FMI dijo que esa no era una propuesta del organismo.

Fuente