EE.UU. planea involucrar a terceros países en la puesta en marcha de su plan para establecer presencia permanente en la Luna, según lo ha anunciado el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, en un discurso publicado en el canal de Youtube oficial de la agencia espacial estadounidense.

«Vamos a ir a la Luna como nunca antes lo habíamos hecho. Vamos a ir con socios internacionales, vamos a ir con socios comerciales. Y aquí está el elemento clave: vamos a ir de forma sostenible», afirma el jefe de la NASA. «En otras palabras, esta vez, cuando vayamos [a la Luna], nos quedaremos», sentencia.

«Vamos a ir […] con landers, robots y rovers, y humanos», asegura Bridenstine, subrayando que el objetivo principal de EE.UU. no consiste en «volver a la luna para dejar banderas y huellas y luego no regresar en otros 50 años», sino en permanecer «de manera sostenible».

Bridenstine recuerda que nuestra satélite natural desempeña una función geopolítica importante y «atrae un gran interés a nivel internacional», debido a sus recursos naturales únicos, sobre todo a los «cientos de miles de millones de toneladas de hielo». Su hidrógeno y oxígeno algún día podrán ser utilizados para sostener la vida de la humanidad o para la producción del combustible para cohetes, opina el jefe de la agencia.

No obstante, para poner estos ambiciosos planes en marcha, subraya Bridenstine, se requerirá el apoyo de socios internacionales y de compañías privadas para financiar la elaboración de vehículos de lanzamiento y naves espaciales de uso múltiple que permitan «viajar [a la Luna] de ida y vuelta una y otra vez».

En este contexto cabe destacar la sonda Beresheet (Génesis, en español), la primera de Israel con destino a la Luna, cuya planificación y construcción fue financiada por donantes privados. La Génesis, cuyo lanzamiento está programado para este viernes 22 de febrero, permitirá a Israel unirse a la lista de las potencias espaciales que han ‘conquistado’ la Luna, integrada hasta la fecha solo por tres: la antigua Unión Soviética, China y EE.UU.

 

Fuente