Rusia se mantendrá firme en su intento de prevenir un complot encabezado por Estados Unidos, que se tramará para derrocar al presidente venezolano Nicolas Maduro para instalar a la oposición respaldada por Occidente encabezada por Juan Guaidó, dice un comentarista.

En una entrevista , Maduro dijo que el gobierno de Caracas toma en serio las amenazas militares de Washington y ya está haciendo preparativos «para proteger nuestras fronteras e integridad territorial».

Lajos Szaszdi, comentarista político, dijo a Press TV el viernes que «Rusia, porque es un aliado importante, considera a Venezuela como un socio estratégico [y] no va a abandonar, no va a dejar en paz al gobierno de Nicolás Maduro y cualquier acción militar de los Estados Unidos y sus aliados (Brasil, Colombia) podría precipitar la acción rusa «.

El analista también se refirió a los actuales vínculos tensos entre Washington y Moscú, que jugarán un papel clave en la postura de ambos lados hacia Venezuela.

«Nosotros (las naciones del mundo) estamos en una guerra fría entre Rusia y los Estados Unidos y creo que Venezuela es parte de esta guerra fría ahora», agregó Szaszdi.

Fuente