Luego de presentar una protesta a Corea del Sur por un dron de investigación cerca de unas islas en disputa, Japón calificó a Seúl de “ocupador ilegal”.

Corea del Sur controla los islotes conocidos como Takeshima, en Japón, y Dokdo, en Corea del Sur, desde 1954, luego de estacionar sus fuerzas allí.

Los islotes se ubican aproximadamente a 200 kilómetros de cada país.

“Es claro que Takeshima, que ha sido ocupada ilegalmente por Corea del Sur, es territorio integral de nuestro país de cara a los hechos históricos y al derecho internacional”, dijo Hiro Ando, viceministro parlamentario de la Oficina de Gabinete.

Ando habló durante una ceremonia auspiciada por el gobierno de la prefectura de Shimane, la cual busca subrayar la soberanía japonesa sobre los islotes.

“Tomaremos una actitud firme para mostrar la posición de nuestro país a Corea del Sur y seguiremos tratando el tema de manera persistente y calmada”, agregó Ando.

El gobernador de Shimane, Zembee Mizoguchi, atacó al gobierno surcoreano e insistió en que Seúl “toma pasos para hacer que la ocupación de Takeshima sea un hecho, mediante presencia de oficiales gubernamentales y otros medios”.

Yoshihide Suga, secretario en jefe del gabinete del gobierno federal, dijo: “El territorio y la soberanía son las bases de una nación. Seguiremos enviando información a casa y al exterior para que la posición de nuestro país sea entendida claramente”.

El comunicado del gobierno japonés se da pocos días después de que Tokio presentara su protesta contra la “investigación marítima llevada a cabo por científicos coreanos desde 2012 en las islas.

 

Fuente