El vicesecretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Naim Qasem, ha asegurado este domingo que Estados Unidos hace todo lo necesario para hacer posible la continuación de la crisis en Siria y obstaculiza una solución política para ese país.

“La prolongación de la guerra en Siria se debe a que Estados Unidos está obstaculizando la paz” e impidiendo que las partes lleguen a un acuerdo político, ha dicho Qasem y ha sostenido que de todas formas al final los esfuerzos de Washington no darán fruto.

Del mismo modo, asegura que en los últimos años Estados Unidos ha fracasado en todos sus intentos y planes y que “va de una derrota a otra” mientras que ha aseverado que las fuerzas de la Resistencia se aseguraran que EE.UU. siga sufriendo derrotas en sus planes.

“Mediante la resistencia echamos a Israel de El Líbano. Mediante la resistencia El Líbano y Palestina pudieron hacer frente a Israel. Mediante la resistencia derrotamos al terrorismo takfirí en la región. Mediante la resistencia dimos fuertes golpes a EE.UU. y no permitimos que Washington logre sus objetivos en Oriente Medio”, ha afirmado el alto mando de Hezbolá.

Por último, ha criticado fuertemente a algunos países árabes de la región por desestabilizar Oriente Medio y por actuar en pro de los intereses de Washington y en contra de los intereses de los pueblos de la región, en particular Siria.

Desde 2011, Siria vive sumida en un conflicto desencadenado por grupos armados y terroristas, alimentados desde el extranjero, con el fin de derrocar al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad.

La prolongada guerra en Siria parece difícil de resolver por el apoyo de varios países occidentales, encabezados por EE.UU., a bandas extremistas y rebeldes que buscan desestabilizar el país árabe y de este modo lograr su meta final, es decir desintegrar Siria.

Fuente