Rusia denunció hoy los intentos de Occidente de experimentar con Venezuela, como lo hizo antes, con consecuencias catastróficas, en Libia, Iraq, Ucrania o Siria.

Las acciones de Estados Unidos contra Venezuela son tan burdas y chapuceras que hasta aquellos subordinados ciegamente a Estados Unidos ahora comienzan a cambiar o guardar silencio, comentó la vocera de la cancillería, María Zajárova.

De acuerdo con la portavoz, aparentemente, esas naciones lograron encontrar la fuerza para estar de acuerdo públicamente con la ausencia de alternativa a una solución pacífica del problema venezolano.

La funcionaria destacó que las acciones de Washington en esta dirección fueron tan torpes y estúpidas que sembraron dudas entre quienes apoyan la política norteamericana, al percibir sus posibles consecuencias desastrosas.

Zajárova se refirió a evidencias ya conocidas de toda la farsa montada por Estados Unidos y sus aliados el pasado sábado en la frontera con Colombia, por donde intentaron pasar, por la fuerza, dos camiones con supuesta carga de ayuda humanitaria.

La vocera subrayó que fotografías, vídeos y otras evidencias pusieron al descubierto el verdadero contenido de la referida carga, quemada por sus propios ‘defensores’.

Rusia recuerda y conoce muy bien los métodos para falsificar hechos, utilizados después como justificación para agresiones o acciones violentas, como ocurrió en Ucrania o Siria, destacó la vocera.

La funcionaria calificó de muy perturbador lo acontecido en torno a Venezuela, pues la línea para la ‘demolición’ de gobiernos indeseados se mantiene en los Estados Unidos como una de las prioridades en relación con América Latina y otras regiones.

Instamos a todos nuestros amigos latinoamericanos a que piensen seriamente sobre esto, independientemente de la posición que ocupen hoy en relación con el Gobierno legítimo de Nicolás Maduro, aconsejó la vocera del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Rusia trae al Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución con un enfoque constructivo basado en el respeto a la Carta de Naciones Unidas y los principios del derecho internacional, afirmó.

Además, Moscú involucra el uso de diversos mecanismos de diálogo y mediación, incluida una amplia participación y coordinación internacional, así como su puesta en práctica, destacó la funcionaria en su habitual tope semanal con la prensa.

Zajarova se pronunció por continuar el trabajo explicativo con el objetivo de erradicar en la conciencia pública internacional la idea misma de la posibilidad de resolver los problemas venezolanos por la fuerza.

Fuente