Dado que los terroristas del Estado Islámico * perdieron el control sobre Siria e Irak, la parte estadounidense necesita inventar una razón para mantener su presencia en los territorios ocupados por Estados Unidos en el Medio Oriente.

Para justificar su presencia militar ilegal en Siria e Irak, los comandantes estadounidenses advirtieron que los terroristas del «estado islámico» * no desaparecieron para siempre, y algunos think tanks estadounidenses advirtieron que el grupo podría regresar a Irak con un poderoso ataque terrorista.

Sin embargo, estos «peligros» parecen casi tan inflados como los que usa el Pentágono para mantener a las tropas estadounidenses en Siria.

Según el general del ejército estadounidense, Joseph Votel, quien encabeza el Comando Central de los Estados Unidos, los estadounidenses necesitan «mantener la vigilancia contra estas organizaciones ampliamente dispersas». El general hizo una declaración en una audiencia en el Comité de Servicios Armados de la Cámara el viernes pasado, 8 de marzo.

Este tipo de declaraciones no son nuevas. Por ejemplo, el informe del Pentágono en febrero de este año advirtió que varias células ISIS dormidas operaban en Siria, lo que podría «revivir a la organización terrorista en cuestión de meses».

Recordemos que Siria e Irak declararon la victoria sobre los terroristas de ISIS * a fines de 2017, cuando la mayor parte del territorio fue devuelto bajo el control de los gobiernos de estos países. Desde entonces, las fuerzas gubernamentales en Siria e Irak han estado erradicando activamente las células terroristas restantes.

Fuente