“Desafortunadamente, estos estadounidenses están presionando a Irak para que no tenga una relación de vecindad con Irán”, ha dicho este sábado el ministro de Asuntos Exteriores iraní en una entrevista con el medio iraquí Al-Forat News.

Zarif ha destacado los vínculos familiares y de amistad que existe entre ambos pueblos, así como las comunicaciones, los intercambios fronterizos y los extensos negocios comerciales. Por lo que se pregunta: ¿Cómo los estadounidenses vienen y quieren imponer a los iraquíes que no tengan estas mutuas relaciones rentables?

El ministro iraní ha enfatizado la soberanía del Gobierno y el pueblo iraquíes y señala que la República Islámica quiere trabajar con su vecino en la creación de oportunidades para los iraquíes e iraníes.

“Pensamos que tenemos historia, geografía e intereses comunes y siento que el pueblo y el Gobierno de Irak tienen la misma decisión. Usaremos nuestras similitudes para impulsar nuestros intereses bilaterales y en la región. No consideramos a Irak como una zona de conflicto”, ha apostillado Zarif.

En otra parte de sus declaraciones, el jefe de la Diplomacia iraní ha agradecido a las autoridades y al pueblo iraquíes su postura ante las ilegales sanciones estadounidenses contra el país persa y las considera perjudiciales tanto para Irán como para Irak.

Zarif ha llegado este sábado al país árabe para coordinar la visita oficial que realizará el presidente de Irán, Hasan Rohani, a Irak este lunes con el fin de impulsar los nexos bilaterales.

Las autoridades iraquíes han agradecido en diferentes ocasiones al país persa su apoyo a Irak en la lucha contra el terrorismo. A finales de 2017, gracias al asesoramiento militar de la República Islámica, el Ejército iraquí, junto con los movimientos populares, logró liberar a Irak de las garras del grupo terrorista EIIL (Daesh,en árabe).

 

Fuente