Pakistán va a cercar su frontera con el vecino país de Irán en un intento por detener el movimiento transfronterizo de militantes y contrabando, dijo un general del Ejército paquistaní este martes.

Hablando en un seminario en la ciudad de Quetta, el teniente general Asim Saleem Bajwa, comandante del comando del sur del Ejército, que constituye la provincia sudoeste de Baluchistán, dijo que el cercado de la frontera comenzaría a partir de la próxima semana, lo que ayudaría a contener el terrorismo y el contrabando, informó la emisora local 92 News.

Bajwa dijo que la cerca de la frontera también mejoraría la economía y el comercio legal entre los dos países.

Teherán lleva mucho tiempo acusando a Islamabad de no actuar contra grupos militantes, que han llevado a cabo numerosos ataques terroristas en la provincia fronteriza de Irán, Sistán y Baluchistán.

Por su parte, Pakistán niega el reclamo.

En febrero, un atacante suicida mató a 27 guardias fronterizos iraníes en Sistán y Baluchistán, incrementando las tensiones diplomáticas entre los dos países.

La medida sigue al cerco que se está en curso en la frontera de Pakistán con Afganistán, que provocó la ira de Kabul, aparte de los enfrentamientos fronterizos entre los dos países en el pasado reciente

Pakistán ya ha cercado una porción de 370 kilómetros de largo (230 millas) de la frontera entre Pakistán y Afganistán, conocida comúnmente como Línea Duran, para detener el movimiento transfronterizo de militantes, dijo Bajwa, citado por 92 News.

Afganistán no reconoce la Línea Durand, una frontera de 2.640 kilómetros (1.640 millas), que se estableció en 1893 después de un acuerdo entre la India bajo el dominio colonial británico y Abdur Rahman Khan, el entonces gobernante de Afganistán.

Afganistán lo ve más bien como una anexión del «Gran Afganistán» por parte del Raj británico, antes de que Pakistán e India se establecieran en 1947.

Fuente