De acuerdo con Nechirvan Barzani, primer ministro del Gobierno Regional Kurdo (GRK), la presencia de los soldados estadounidenses en Irak es importante para prevenir la amenaza del terrorismo en el país.

Los comentarios de Barzani se produjeron después de una reunión con el congresista estadounidense John Garamendi en Erbil, según reportó la oficina de presidencia.

Barzani y la delegación que realizó la visita, junto con Garamendi hicieron énfasis en la importancia de las tropas de Estados Unidos y la coalición internacional, y sugirieron que las tropas deberían permanecer en Irak en contra del riesgo del resurgimiento del terrorismo, de acuerdo con un comunicado de la oficina.

También se discutieron temas como el manejo del proceso en la era post Daesh, enviar a los desplazados internos de vuelta a sus hogares y la cooperación entre Estados Unidos e Irak en la reconstrucción de las áreas dañadas durante el conflicto.

La presencia militar de Estados Unidos en Irak ha sido un tema controvertido. Algunos partidos quieren que las tropas enviadas por Washington se retiren del país, e incluso 55 legisladores iraquíes presentaron una moción al Parlamento para que se pudiera tomar tal decisión.

Estados Unidos ocupó Irak en 2003, con 165.000 soldados hasta diciembre de 2011, después de esto, el entonces presidente Barack Obama, ordenó el retiro de todas las Tropas.

Sin embargo, la emergencia por la organización terrorista de Daesh en 2014 hizo que Washington enviara de nuevo a sus soldados a Irak por solicitud del primer ministro Nouri al-Maliki.