El ex empleado del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), Vasily Prozorov, dijo que la parte ucraniana estuvo involucrada en el accidente del Boeing de Malasia en el Donbass.

Prozorov explicó sus sospechas por la «respuesta fenomenalmente rápida» de los líderes ucranianos a la catástrofe. Según él, el presidente Petro Poroshenko y su servicio de prensa sabían lo que sucedió de antemano.

Prozorov también estaba alarmado por el hecho de que el espacio aéreo sobre la zona de combate no estaba cerrado.

Según su información, dos personas participaron en el accidente: el jefe adjunto de la Administración de Poroshenko, Valeriy Kondratyuk, y el jefe de la Dirección de Inteligencia del Ministerio de Defensa, Vasily Kurbatov.

El Boeing de Malasia, en ruta de Amsterdam a Kuala Lumpur, se estrelló en julio de 2014 cerca de Donetsk. A bordo había 298 personas, todas murieron.

Fuente