El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Argentina declaró el lunes la «emergencia en materia penitenciaria» por un periodo de tres años, debido a la sobrepoblación de internos que existe en las prisiones del país sudamericano.

Además, a través de una resolución firmada por el titular del organismo, Germán Garavano, se creó una comisión especial para elaborar políticas que puedan resolver el déficit habitacional en las cárceles federales, con el objetivo de mejorar las condiciones actuales de hacinamiento.

Según datos del Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena, que depende del Ministerio de Justicia, la población detenida en unidades federales al 31 de diciembre del 2015 era de 10.274, mientras que el Sistema Penitenciario Federal, máximo órgano de control, arrojó que hasta hoy existen un total de 13.887 presos. La capacidad operativa ideal de alojamiento es de 12.235 plazas, lo que significa una sobrepoblación actual de casi el 12%.

De acuerdo a la resolución firmada, se resaltó que las órdenes judiciales actuales impiden el traslado de los detenidos en las prisiones que corresponden a la zona metropolitana de Buenos Aires hacia las unidades ubicadas en algunas de las 24 provincias que componen el resto de Argentina, situación que contribuye al hacinamiento.

Por ello, desde el Ministerio, se ha impulsado la creación de nuevas unidades tanto en el distrito metropolitano, como en las provincias de Mendoza y Santa Fe.

La comisión creada para corregir el actual sistema deficitario estará conformada por autoridades de distintas secretarías de la nación, como la del Interior, Hacienda y Seguridad.

Fuente

Etiquetas: